Accesibilidad

Artículo

La iluminación LED crecerá un 316%

La iluminación LED crecerá un 316%

La sustitución de lámparas en el hogar y en entornos profesionales serán las aplicaciones LED que más subirán (+1.025%) y generarán un mercado de 90 M€




Madrid, 29 de marzo 2011- El mercado español de iluminación LED supondrá un volumen de negocio de 250 millones de euros en 2013, lo que significa un crecimiento del 316% frente a los 60 millones de euros de euros que supuso en 2010. Según las estimaciones de Toshiba, por áreas de aplicación, la sustitución de lámparas en el hogar o en entornos profesionales, será la que más crezca en este período, concretamente un 1.025%, y supondrá un mercado de 90 millones de euros en 2013. Tras ella, y con un crecimiento del 316%, se sitúan las aplicaciones de alumbrado exterior.

Según Alberto Ruano, director general de Toshiba España, "la sustitución de lámparas es una manera sencilla y poco costosa de ahorrar energía y hacer disminuir la factura de luz. Por ejemplo, y si pensamos en un hotel que cambiara sus lámparas incandescentes y halógenas por LED, podría ahorrar un 85% en la factura y un 77% en mantenimiento. Toshiba –puntualiza Ruano--, ha hecho especial énfasis en este nicho y actualmente somos una de las marcas con mayor gama de calidad del mercado en este segmento".

Toshiba, empresa pionera en el desarrollo de la tecnología de iluminación LED, prevé alcanzar un volumen de negocio de 12,5 millones de euros en 2013 en España, con lo que tendrá una participación de mercado del 5%. La compañía ofrece ahora mismo una amplia gama de productos para cubrir multitud de necesidades del mercado, desde lámparas de uso profesional y doméstico hasta sistemas de iluminación de LED integrados como downlights y farolas de iluminación exterior.

Si nos referimos al mercado mundial, Toshiba prevé alcanzar una facturación de 2.800 millones de euros en 2015 y conseguir una cuota de participación del 20% en 2020. Según los datos de la compañía, el mercado mundial de iluminación LED será de 2.500 millones de euros en 2013, lo que significaría crecer un 303% frente a los 620 millones de euros de 2010. En este mercado, las mayores aplicaciones correspon¬derán a reemplazo de lámparas (+1062%), seguido del mercado residencial (+395%), cartelería (+260%) e iluminación exterior (+251%).

El empuje del ahorro energético y el riesgo de la mala calidad

La actual situación económica y los últimos acontecimientos políticos han llevado a los gobiernos a adoptar drásticas medidas de ahorro energético, factor que acelerará la fase de sustitución de los sistemas de iluminación actuales hacia los nuevos basados en tecnología LED. A juicio de Toshiba, esta coyuntura puede ser aprovechada por fabricantes sin I+D+i y sin desarrollos propios, que pueden acabar frustrando las expectativas que esta tecnología crea en los usuarios, de obtener igual flujo luminoso, con mucho menor consumo eléctrico y por una vida útil del producto muchísima más larga.

A grandes rasgos, los principales aspectos que se tienen que tener en cuenta para ofrecer al mercado un producto LED de calidad son: la forma en la que se consigue la luz LED blanca; la capacidad para fabricar y seleccionar chips LED homogéneos, la gestión del calor; y el sistema óptico.

Según Alberto Ruano, "hoy por hoy la iluminación LED sólo puede estar en manos de los grandes fabricantes ya que su producción exige un gran dominio de la tecnología y un proceso de fabricación delicado, ya que cualquier variación durante el mismo tiene un impacto sobre las características de color, voltaje y vida media de los chips LED. Además luego es necesario agrupar y seleccionarlos según sus características para ofrecer una luminosidad de calidad, uniforme y de larga duración".

Ahorros reales

Toshiba ha llevado a cabo estudios de campo en nuestro país, sobre los ahorros que aporta esta nueva tecnología en dos ámbitos que serán pioneros en el proceso de sustitución: el de la restauración y el de alumbrados públicos municipales.

En el primero de los casos, la compañía ha tomado una instalación compuesta por 110 unidades de distinto tipo según su ubicación dentro del local (lámparas, focos, fluorescentes, etc.), con una potencia instalada de 4.205 Watios y un uso de 12 horas al día durante 261 días al año. Según el estudio de Toshiba y tomando como referencia un precio de 0.14 euros por KWh, el consumo eléctrico actual supondría al local 1.843,41 euros anuales. La sustitución de las unidades tradicionales por tecnología LED, tomando las mismas referencias, rebajaría la factura eléctrica un 68%, hasta los 568,66 euros. Por otro lado, según este estudio, el mantenimiento supondría un ahorro del 77,17%, debido a los 10 años de media de vida útil de las unidades LED.

En el caso del alumbrado público de un ayuntamiento, Toshiba ha hecho el estudio acotándolo a 20 farolas de 70 W, y otras 20 de 250 W, encendidas durante 12 horas los 365 días del año. De nuevo, y tomando como referencia el precio de 0,14 euros el KW/h, el coste actual para el ayuntamiento sería de 8.670,65 euros año, frente a los 4.838,15 euros, un 44,20% menos, que supondría su sustitución por luminarias LED. En el caso del mantenimiento, y por un período también de 10 años, el ahorro sería del 100% dado que la vida media de este tipo de luminarias LED supera las 45.000 horas.

La compañía esta desarrollando ahora mismo los mismos estudios de campo en los ámbitos de comunidades de vecinos y también en el entorno de grandes y pequeñas empresas.

Volver a notas de prensa